shutterstock 2304324449

¿Qué es un sistema de CCTV y cómo funciona?

Un sistema de circuito cerrado de televisión (CCTV) es una red de cámaras de video interconectadas que se utilizan para supervisar y grabar actividades en un área específica. Estas cámaras capturan imágenes y videos que son transmitidos a un sistema centralizado, donde pueden ser visualizados en tiempo real a través de un sistema de televisiones o monitores  y/o almacenados para su posterior revisión.

¿Qué es un CCTV?

Un CCTV o sistema de circuito de televisión es una infraestructura que utiliza diferentes tipos de cámaras de seguridad para supervisar un determinado espacio. Un sistema CCTV se basa en un sistema de dispositivos interconectados (cámaras de seguridad, circuito cerrado de televisión, monitores, grabadores y cables principalmente) que supervisan y graban actividades a tiempo real.

La información que capta el circuito cerrado de televisión es mandada únicamente a los monitores a los que va conectada, una estación central desde la que los encargados de la seguridad del espacio pueden gestionar la seguridad.

Los monitores permiten a los operadores visualizar en tiempo real lo que está sucediendo, mientras que los sistemas de grabación almacenan la información de manera segura. 

El usuario tiene acceso a las imágenes del sistema de seguridad de cámaras en tiempo real, si este no capta el peligro que acecha al hogar o al local, el sistema CCTV da una respuesta inmediata. 

 ¿Cómo funciona un circuito cerrado de televisión? 

Un sistema de CCTV funciona a partir de una red de dispositivos electrónicos interconectados entre sí para capturar, transmitir y almacenar imágenes. 

Esta red está formada por diferentes dispositivos:

  1. Cámaras de Vigilancia: las cámaras de seguridad son el componente principal del sistema. Se colocan estratégicamente dentro del sistema de CCTV para cubrir todo el perímetro y puntos de acceso. Este sistema de cámaras está conectadas al siguiente componente del sistema.
  2. Grabador de Video Digital (DVR) O Grabador de Red (NVR): Estos son los dispositivos encargados de recibir las imagines procedentes del sistema de seguridad de cámaras. Allí se almacena en discos duros.
  3. Monitoreo remoto: Los usuarios pueden monitorear las imágenes en tiempo real a través de monitores conectados al DVR o mediante aplicaciones móviles si el sistema permite el acceso remoto. Esta funcionalidad es especialmente útil para la supervisión activa y la respuesta inmediata a eventos en curso.

Los avances tecnológicos permiten el acceso remoto a través de dispositivos conectados a Internet, como teléfonos inteligentes o computadoras. Esto brinda a los propietarios la capacidad de monitorear su hogar o negocio desde cualquier lugar, proporcionando una capa adicional de seguridad y tranquilidad.

Algunos sistemas de CCTV tienen la capacidad de detectar movimiento y enviar alertas a los usuarios. Esto significa que el sistema puede activarse automáticamente cuando se detecta actividad inusual, lo que permite una respuesta rápida.

Ventajas de utilizar un sistema de CCTV tanto en un hogar como en un negocio

La implantación de un sistema de CCTV en un hogar ofrece varias ventajas:

Disuasión de Intrusos: La presencia visible de cámaras de seguridad disuade a posibles intrusos y actúa como una barrera preventiva contra robos y vandalismo.

Vigilancia Continua: Las cámaras permiten la monitorización constante de la propiedad, brindando tranquilidad a los residentes al tener la capacidad de supervisar actividades tanto dentro como fuera del hogar.

Registro de Actividades: Las grabaciones de CCTV registran eventos cotidianos, lo que puede resultar útil en situaciones como la identificación de visitantes, seguimiento de actividades en la propiedad o revisión de eventos ocurridos durante la ausencia de los residentes.

Seguridad para la Familia: Ofrece un entorno más seguro para la familia al proporcionar una capa adicional de protección contra amenazas externas y posibilitar una respuesta rápida ante situaciones de emergencia.

Control de Acceso: Los sistemas de CCTV pueden integrarse con sistemas de control de acceso, permitiendo a los residentes autorizar o denegar el acceso a través de dispositivos como cerraduras electrónicas o porteros automáticos.

Protección contra Robos y Hurtos: En caso de un robo, las grabaciones de CCTV sirven como evidencia valiosa para las autoridades y pueden aumentar la probabilidad de recuperar artículos robados.

Monitoreo Remoto: La capacidad de acceder al sistema de CCTV de forma remota proporciona flexibilidad, permitiendo a los residentes verificar la seguridad de su hogar desde cualquier lugar a través de dispositivos móviles.

Integración con Sistemas de Alarma: Puede integrarse con sistemas de alarma, lo que activa las cámaras cuando se detecta un evento sospechoso, mejorando la capacidad de respuesta ante posibles amenazas.

La instalación de un sistema de CCTV en un hogar no solo fortalece la seguridad y protección de los residentes, sino que también proporciona una herramienta efectiva para la prevención de delitos y la gestión de situaciones imprevistas. La capacidad de monitoreo continuo, el registro de eventos y la disuasión activa hacen que estos sistemas sean una inversión valiosa para la tranquilidad y la seguridad de los hogares.

En SICOR alarmas El Corte Inglés disponemos de los sistemas de CCTV mas actualizados del momento para proporcionar un sistema de seguridad impecable, ofreciendo soluciones confiables y de vanguardia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio